DEFINICIÓN.

Las peptonas cumplen con un rol protagónico en la salud humana pues estos nutrientes naturales aportan una altísima concentración de sustancias fundamentales para la reparación celular en los órganos determinados. Las células pueden utilizar estos nutrientes como material genuino en su metabolismo. La acción de las peptonas contribuye así a retardar, revertir y detener las manifestaciones del desgaste orgánico.

Siendo su uso indicadas para la renovación, restauración y revitalización celular y orgánica, la normalización funcional, la modulación del sistema inmunológico, la prevención de enfermedades y como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades ya establecidas.

Son altamente hidrosolubles, lo que permite su absorción de la piel a la circulación hasta llegar al órgano target donde inducen la síntesis de proteínas.

PROCEDIMIENTO.

  1. Presentación del médico y paciente.
  2. Elaborar historia clínica completa de acuerdo a la NOM-004 SSA-3-2012
  3. Conocer los deseos del paciente de acuerdo al tratamiento, sus expectativas y resolución de dudas de acuerdo al tratamiento,, así como explicar de manera verbal los efectos secundarios o efectos no deseados que se pudieran llegar a presentar con el uso de este tipo de tratamiento.
  4. Colocar al paciente en un área donde se valorará y marcar las áreas a tratar.
  5. Llenar consentimientos informados sobre el tratamiento de peptonas y firma del mismo.
  6. Tomar fotografías clínicas del paciente (Antes).
  7. Pedir al paciente descubra el área o áreas a tratar, utilizando batas desechables para el cuidado del pudor y salud del paciente.
  8. Colocar al paciente en una mesa de exploración, camilla, mesa de relajación etc. acostado o en una posición que sea tanto cómoda para el paciente, como para el médico especialista.
  9. Realizar asepsia y antisepsia de la zona anatómica a tratar.
  10. Cuidar siempre el pudor del paciente con la colocación ya sea de sabanas desechables o campos estériles.
  11. Colocación en una charola de mayo o similar el material que se va a utilizar: peptonas, gasas estériles, guantes estériles. Mostrando al paciente que el material usado se encuentra cerrado, sellado, estéril y desechable.
  12. Realizar lavado de la superficie a tratar con agua y jabón neutro no importando la presentación del jabón (pastillas, gel, etc.).
  13. Realizar puesta de peptonas, colocándolas en el área deseada a tratar, de acuerdo a la técnica que el médico especialista determine y a la sensibilidad del área a tratar de acuerdo a la bibliografía.
  14. Retirar los restos de péptidos que se mantengan sobre la superficie corporal con esponjas, algodones o materiales similares, siempre recordando que debe de ser un material absorbente y que debe estar previamente desinfectado o esterilizado.
  15. Disposición del material desechable en los contenedores correspondientes ya sea residuos peligrosos biológicos infecciosos o basura general de acuerdo a su contenido, para su posterior disposición final.
  16. Dar hoja de recomendaciones y cuidados de acuerdo al tratamiento.
  17. Citar al paciente para checar evolución de acuerdo al químico aplicado.
  18. Toma de fotografías clínicas para anexar al expediente clínico (Después).
  19. Mencionar al paciente de su próxima cita.

BIBLIOGRAFÍA.

  • Patrick R. Murray; Ken S. Rosenthal; Michael A. Pfaller (Abril de 2009). «Capítulo 35: Bordetella». En Patrick R. Murray. Microbiología Médica (6a edición). EspañaElsevier-Mosby. pp. 351-356. ISBN978-84-8086-465-7OCLC 733761359. Consultado el sábado 31 de marzo de 2012.
  • Badui SD. Química de los alimentos. México D.F: Editorial Alhambra; 1993. pp. 154-9
  • Becton Dickinson and Company Peptone Technical Manual. BD Becton Dickinson Producción Biofarmaceutica;2003:15-20.
  • Bergey´s Manual of systematic bacteriology. Clostridium chauvoei. 1984(2):1141-63.
  • Choman BR. Secuential growth of Clostridium chauvoei, Clostridium septicum.